Preguntas frecuentes sobre Cirugía Ortognática

¿Qué podemos corregir con la cirugía ortognática?

Gracias a la cirugía ortognática podemos tratar las siguientes alteraciones maxilares.

Sonrisa gingival

Al sonreír se expone más encía a causa de que el maxilar superior en más largo.

Mordida abierta

Se presenta una maloclusión dental o mandibular, es decir la mordida se produce de forma prematura y no hay contacto entre los dientes frontales superiores e inferiores.

Retrognatia o Clase II

Mentón retraído, en algunas ocasiones afecta también al habla.

Prognatismo o Clase III

Muestra una mandíbula adelantada respecto al maxilar superior.

Asimetría facial

Crecimiento asimétrico entre el lado derecho e izquierdo de la cara.

¿Qué solución ofrecemos los cirujanos maxilofaciales a este problema?

Es una técnica que requiere de un análisis detallado de la cara y de la forma de morder del paciente. Los pasos habituales en este tratamiento son: ortodoncia > cirugía ortognática > ortodoncia. En ocasiones es suficiente movilizar sólo el maxilar superior. Otras veces, el hueso que hay que movilizar es el de la mandíbula. Sin embargo, en la mayoría de los casos, para obtener un resultado satisfactorio necesitaremos movilizar ambos (cirugía bimaxilar). Por último, puede ser recomendable retocar también el mentón para obtener una armonía facial completa (mentoplastia). En ocasiones se combina la cirugía ortognática con una modificación de la pirámide nasal (rinoplastia), de esta manera las molestias de esta segunda intervención quedan solapadas y evitamos un segundo posoperatorio.

La cirugía ortognática suele llevarse a cabo en un medio hospitalario y, si es bimaxilar, se realiza bajo anestesia general con ingreso hospitalario de una noche. La intervención se realiza a través de pequeños abordajes en el interior de la boca, para evitar cicatrices visibles en la cara.

¿Debo pasar necesariamente por un tratamiento de ortodoncia después de la cirugía?

No siempre. Si los pacientes tienen los dientes bien alineados en ambas arcadas, superior e inferior, son candidatos ideales para realizarse un Surgery First. Este es un protocolo quirúrgico que, a diferencia de la cirugía ortognática habitual, no requiere ortodoncia previa a la cirugía.

Esto supone grandes ventajas: el paciente puede prescindir del largo proceso de ortodoncia previo a la cirugía, puede elegir el momento que más le convenga para realizarse la intervención y, lo mejor de todo, los resultados se obtienen inmediatamente tras la cirugía.

El protocolo Surgery First se define en dos fases: la cirugía ortognática y un breve tratamiento de ortodoncia posterior a la cirugía. Al igual que en la cirugía ortognática convencional, se realiza siempre bajo anestesia general con ingreso hospitalario de una noche.

¿Cuánto tiempo tardaré en recuperarme?

El postoperatorio suele consistir en un día en la clínica y unos 10 días de reposo en el domicilio. Desde el mismo día de la intervención  se sigue una dieta blanda durante 10-30 días. El postoperatorio no es doloroso, pero se produce un edema (hinchazón facial) variable según los casos. Esta inflamación temporal aumenta durante las primeras 48-72 horas, pero en seguida comenzará a disminuir de forma gradual pudiendo empezar a verse los resultados a las 2-3 semanas.

En Maxilonet apostamos por un trato cálido y cercano, por ello nos ponemos a tu disposición para solventar tus inquietudes, disipar dudas o bien ampliar cualquier información.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escorts
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort