Las muelas de juicio

Las muelas del juicio también se conocen como muelas de la cordura o cordales, esta denominación viene de que suelen aparecer en la boca de los pacientes en torno a los 18 años que es cuando en teoría llega el juicio a la juventud.

Es una de las consultas más habitual en los servicios cirugia oral y Maxilofacial, y su extracción constituye el procedimiento más frecuentemente realizado.
Como dice un amigo antropólogo es de los pocos defectos de fabricación que ha hecho la madre naturaleza, ya que generamos un diente que no tiene espacio en la boca de mucha gente y de esa falta de espacio vienen muchos problemas.

OPG cordales
Puede producirse infecciones de repetición muy molestas que pueden incluso dañar a los dientes adyacentes.
Pueden desarrollarse quistes en la mandíbula que pueden ir creciendo y requerir una extirpación quirúrgica.
Pueden provocar apiñamiento de los dientes anteriores por provocar fuerzas que desplazan los dientes hacia delante
Pueden causar dolores de cabeza con relativa frecuencia porque contactan antes que el resto de dientes e inducen contracturas en los músculos de la masticación que son interpretados como cefaleas pero que se curan con mayor estabilidad oclusión.
Por cualquiera de estas razones está justificado realizar la extracción de las muelas del juicio. Esta extracción se hace generalmente bajo anestesia local y sedación en régimen de cirugía mayor ambulatoria, aunque en casos seleccionados en adultos puede hacerse con anestesia local pura.
El postoperatorio puede variar dependiendo de la edad a la que se realiza y de la posición en que se encuentra en los maxilares, pero generalmente se recomiendan dos a tres días de reposo relativo.

muelas del juicio

Tags are not defined for this post

Comments closed

No comments. Leave first!