10 consejos contra la caries dental en niños

La primera pregunta que muchos padres y madres se hacen en relación a la salud bucodental de sus hijos es: ¿Cuándo debo llevar a mi hijo/a al dentista por primera vez?
La respuesta es muy fácil: idealmente, la primera visita debería ser cuando sale el primer diente temporal o “de leche” (aproximadamente a los 6 meses) o bien durante el primer año como mucho.
En esta visita se dan los primeros consejos para la salud dental del bebé para evitar la aparición de las primeras caries, lo que se llama caries de la primera infancia.

Qué es la odontopediatría? 

OdontologoEn los niños, mantener una buena salud bucodental es aún más importante que en los adultos, ya que algunas alteraciones pueden afectar gravemente su desarrollo.

Por otra parte, la anatomía de la boca de los niños tiene particularidades que debe tratar un especialista: el odontopediatra. El cirujano maxilofacial pediátrico trata los problemas bucodentales una vez los hábitos de prevención han fallado, cuando sea necesario un tratamiento quirúrgico de la boca.

Hay que acudir a estos especialistas cuando, por ejemplo, el niño sufre inflamaciones anormales o infecciones. Normalmente, se procura conservar los dientes afectados, por ejemplo mediante el tratamiento de la pulpa dentaria, para minimizar el impacto en el desarrollo de la boca y la cara. Sin embargo, en algunos casos será necesario extraer el diente.

Salud bucodental en niños

odontologia pediatricaTenemos unos 10 microbios por cada célula de nuestro cuerpo, y la cavidad oral es una de las regiones anatómicas donde hay más diversidad de flora bacteriana.

Algunos microbios son residentes permanentes, mientras que otros son “visitantes” exógenos; algunos son aerobios y otros son anaerobios; pero la clave está en el equilibrio entre los diferentes tipos de microorganismos. Una buena higiene bucodental mantiene las condiciones de pH, humedad, etc., que hacen posible esta convivencia.

En cambio, cuando se produce algún tipo de desequilibrio en las condiciones ambientales saludables, algunos microorganismos se vuelven oportunistas y originan infecciones. Dependiendo de cuáles sean las bacterias que proliferan, la infección atacará los dientes, las encías o el espacio entre ellos.

En la caries dental, la típica responsable de la infección es la bacteria Streptococcus mutants.

Los porqués de la caries dental 

caries dentalEs importante saber que la caries dental es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia, con una prevalencia muy elevada en los preescolares españoles.

Esta enfermedad infecciosa es una enfermedad azúcar-dependiente, es decir que está causada por el consumo de azúcares. La caries de primera infancia tiene varios factores de riesgo, como por ejemplo una higiene bucal insuficiente, el biberón o lactancia materna a demanda y / o nocturna, el consumo frecuente de carbohidratos y azúcares refinados, una colonización bacteriana precoz entre otros.

Los microbios que han formado la placa bacteriana en la superficie de los dientes metabolizan los azúcares después de la ingesta, liberando ácidos que destruyen el esmalte dentario.

¿Es contagiosa?

La primera transmisión de las bacterias causantes suele tener lugar en el entorno familiar! Por la propia saliva (limpiando el chupete con la boca, compartiendo los cubiertos …) los microbios pasan de padres a hijos. Sin embargo, un estudio reciente demuestra que una parte importante de las bacterias causantes de la caries se transmiten fuera del círculo familiar, como en las escuelas.

¿Es dolorosa?

En un principio, cuando la caries sólo afecta a la capa más superficial y dura del diente, no se sufre ningún dolor. Pero una vez atraviesa el esmalte y penetra la dentina y llega al nervio, aparece el dolor, especialmente con la ingesta de dulces y líquidos fríos o calientes.

¿Cuáles son sus consecuencias?

La caries dental puede generar consecuencias graves en la salud general del niño o niña, como por ejemplo dolor intenso, infecciones, problemas en la alimentación o una disminución de su desarrollo físico y capacidad de aprendizaje.

Viendo a todo lo que puede derivar una caries, es por eso que es tan importante llevar a nuestros hijos al dentista, sobre todo para poder prevenir la aparición de esta enfermedad y curarla cuando sea necesario.

Prevenir la caries en 10 pasos

A continuación os contamos algunos consejos recomendados por la SEOP (Sociedad Española de Odontología Pediátrica) que pueden ser de ayuda para prevenir la aparición de la caries dental de primera infancia:

1. En los bebés, es aconsejable ir reduciendo gradualmente la lactancia materna durante las noches desde que aparece el primer diente (hacia los 6 meses) y sobre todo a partir del primer año.

2. Es muy importante evitar la contaminación de saliva de los padres a los hijos, porque podemos transmitir las bacterias de los adultos a los niños pequeños. Por ello es recomendable por ejemplo no usar los mismos cubiertos ni limpiar el chupete con la saliva si se ha ensuciado.

3. Se puede empezar la limpieza bucal incluso antes de la erupción del primer diente, con una gasa húmeda o bien con un dedal de silicona y limpia las encías, la lengua, las mejillas y el paladar.

4. El método de fluoración refuerza el esmalte de los dientes y lo hace más resistente a los ácidos y la aparición de caries. Se llevará a cabo bajo supervisión del especialista.

5. Cuando ya erupciona el primer diente es muy importante limpiar los dientes dos veces al día, sobre todo por la noche. Se puede comenzar a usar un cepillo de dientes de lactantes con manchado con pasta dental de 1000 ppm (partes por millón) de flúor.

6. En los niños entre 1 y 3 años está indicado realizar la higiene con un cepillo adecuado para su edad y con la cantidad de pasta de 1000 ppm equivalente a un grano de arroz.

7. A partir de los 3 años la cantidad de pasta debería ser como un guisante y de entre 1000 y 1450 ppm.

8. A partir de los 6 años la pasta dental ya debe ser con 1450 ppm y puede ser variable según el riesgo de caries del niño.

9. Es imprescindible saber que el cepillado dental en niños sólo es efectivo si es realizado por un adulto. En los niños hasta 8 años se recomienda que dejar que el bebé/niño “juegue” un poco con el cepillo para coger el hábito y después sean los padres y madres que realicen el cepillado propiamente. A partir de los 8 años los padres deberían continuar supervisando el cepillado nocturno, que es lo más importante de todo.

10.  Otro factor clave para evitar la aparición de caries es la dieta. Es importante evitar los azúcares refinados y añadidos, sobre todo durante los primeros dos años de vida, y no mojar el chupete en líquidos con azúcar o miel.

 

La odontología pediátrica incorpora las nuevas tecnologías

smartwatch_octopus_lavarse_los_dientes
Como muchas áreas de la medicina y la salud, la odontología pediátrica se beneficia de las nuevas tecnologías y dispositivos electrónicos.
La idea es que el hábito de lavarse los dientes se incorpore desde el principio, lo que se puede iniciar a edades tempranas. En cuanto a la técnica del cepillado, es igualmente importante pero habrá más tiempo para perfeccionarla, además de la supervisión de los padres durante los primeros años.

Por ejemplo, una empresa estadounidense ha lanzado una campaña de Kickstarter (un sistema de financiación por medio del micromecenazgo y crowdfunding) para producir y sacar al mercado en los próximos meses un SmartWatch infantil.

Los SmartWatch o relojes inteligentes son dispositivos de tipo “wearable” con conexión inalámbrica con el móvil, y se lleva siempre encendido sobre el cuerpo o la ropa. Este gadget inicialmente diseñarse para adultos, y puede monitorizar constantes vitales, ya la vez permite consultar todo tipo de información al instante sin tener que buscar el móvil.

El SmartWatch Octopus en cambio, está concebido para niños entre 3 y 8 años para ayudarles a adquirir buenos hábitos, responsabilidades y más independencia.

¿Cómo? El reloj está conectado al móvil de los padres y ellos pueden programar recordatorios visuales y con vibración de los momentos del día en que deben lavarse los dientes, entre otras actividades diarias. Esta idea, aparentemente ha interesado a muchos padres, ya que ha recibido muchas más donaciones de las esperadas.

¿Cómo gestionamos el dolor… y el miedo?

Nen_pelroig

La aparición de caries puede provocar dolor una vez penetra las diferentes capas del diente. Muchos niños (al igual que muchos adultos) sienten ansiedad ante la visita al odontólogo o el cirujano maxilofacial. Esto altera la conducta y dificulta tanto la diagnosis como el tratamiento, especialmente cuando la angustia va unida al dolor.

Existen dos métodos paliativos: la sedación y la anestesia, pero ambas conllevan más riesgos en niños que en adultos. Además, la sedación para niños tiene una doble finalidad: no sólo alivia el dolor y la angustia, sino que además modifica la conducta.

Por lo tanto, el especialista hará un uso controlado de los sedantes cuando sea necesario para el bienestar del paciente, y sus instalaciones estarán adecuadamente preparadas para tratar posibles complicaciones, fundamentalmente de las vías respiratorias.

Es recomendable que los niños vayan a la consulta acompañados por 2 adultos, y que cuando acudan en coche, éste esté adecuadamente adaptado con asiento para niños.

Los métodos de sedación han evolucionado mucho durante los últimos años, y en muchos casos facilitan los procedimientos, disminuyen el sufrimiento ya menudo evitan la anestesia.

 


Cirujano maxilofacial Barcelona, Maxilonet)
Dra. Neus Lanau Solé Maxilonet, Barcelona

La Dra Neus Lanau Solé es licenciada en Odontología por la Universidad Internacional de Cataluña.

Tiene un Posgrado de Implantes y Periodoncia en la Clínica Aparicio – Universidad de Gotemburgo, Suecia.

Actualmente, está en proceso de realización de su tesis doctoral, simultáneamente a la práctica privada de Odontología general, Endodoncia, Prótesis y Periodoncia en Barcelona y Vallès.

 

 

Comments closed

No comments. Leave first!